Advertencia: Este Blog contiene material dirigido a un público adulto e incluye desnudez, lenguaje vulgar y alusiones de tipo sexual. Se recomienda orientación paterna.

sábado, enero 10, 2009

Hoy critico yo: The Spirit


No voy a engañar a nadie: Sin necesidad de realizar un estudio exhaustivo, ni buscar justificación alguna, ni más pies al gato, The Spirit de Frank Miller es una mala película, que además resulta aburrida en la mayoría del metraje. Punto.

Frank Miller no es un director de cine; sabe contar historias (o al menos hace mucho tiempo atrás), pero su medio narrativo es el gráfico, no el celuloide, cuyo lenguaje es diferente y le resulta ajeno. Puede conocer parte del funcionamiento y la teoría, pero no su desarrollo, y visto el resultado, la práctica.

Aunque su dirección puede ser del todo “aceptable” (continua el estilo iniciado por Sky Captain y El mundo del Mañana, y glorificado por 300), dónde falla estrepitosamente Miller es en el guión y en el tratamiento de los personajes, que por desgracia poseen todas sus neuras y obsesiones.

La mezcla de los escenarios de Sin City, los Cartoons de la Warner Bros (o La Máscara de Jim Carrey, por dar un ejemplo moderno), el estilo Camp de la serie de los setenta de Batman, que tan buenos resultados diera en su día a Robert Zemeckis con Quién engañó a Roger Rabitt, trasladados a un personaje nacido dentro la serie negra y los relatos Pulp detectivescos, a priori es una gran idea. Una magnífica idea.

Pero el problema radica en que ni lo detectivesco, ni el género negro aparecen por ningún lado; queda solo un retal de los estilos anteriores mal cosidos, aderezados con insufribles monólogos típicos de cualquiera de los protagonistas que pululan por los relatos de Miller en Sin City, poblado por personajes planos, en una historia tan lineal, que en ningún momento se sale de su circuito.

Un consejo para todos aquellos que aún no han ido al cine a verla. Id con la mente en blanco, sin esperar nada de la película. A poco que entréis en el juego de Miller, obviando cualquier juicio de lo que está ocurriendo (nada tiene su razón de ser, y los personajes van y vienen, sin explicación alguna), disfrutaréis de The Spirit.

A modo de anécdota la gran cantidad de detalles relacionados con el mundo del cómic que van apareciendo a lo largo del metraje: nombres de autores de cómic escondidos por todo el escenario, viñetas del cómic original de Will Eisner trasladadas de forma mimética al celuloide, The Spirit saltando por la ciudad cómo lo hacía Daredevil en la magnífica etapa de Miller, entre otros más, terminaran siendo lo más destacable de toda la película.

6 Comments:

Blogger Halo said...

uffffffff yo lo leo mañana markitos... acabo de llegar a casa y voy perjudicada pero me ha hecho gtanta ilusión que actualizaras... ays....

enero 11, 2009 4:22 a. m.

 
Blogger Pico de Oro said...

Las actrices que salen en la peli son muy guapas. Casi me quedo frita en el cine.

Besines

enero 12, 2009 7:29 p. m.

 
Blogger Landahlauts said...

Bueno es saberlo... saludos, Markitos.

enero 12, 2009 9:25 p. m.

 
Anonymous pepe pedro said...

Yo tambien grite con la penicula

enero 13, 2009 4:21 p. m.

 
Blogger Markitos said...

Es mi opinión, pero siempre digo que lo mejor es verlo y opinar después.

enero 14, 2009 4:13 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

No hay pautas que marquen que es y que deja de ser buen cine o que rasgos son los que requiere una pelicula para ser buena. De hecho puede ser mas loable la obra que se salta ciertos patrones y es capaz de realizarse en su cometido. El arte no tiene como finalidad entretener, entretener es un daño colateral del arte. En toda obra solo se materializa el ego del autor que pretende el poder de hacer sentir, de no serle indiferente al mundo, de legar esa parte de si mismo que no contendran sus genes arrojados a la existencia. Por ello toda obra que siga patrones de exito, guias de lo bueno, por lo general siempre implica una falta de sinceridad del autor con su obra y un legado ficticio que jamas la haran ser ni mejor o peor, solo la haran mas o menos especial, mas o menos intima y creativa. El intelectualismo sin mas empobrece tanto como la total carencia del mismo.
A mi tampoco me gusto mucho la pelicula...
Si quieres apuntarme algo sobre lo dicho o ponerte en contacto conmigo escribeme a: jorsp85@hotmail.com
Un saludo, Jorge.

febrero 04, 2009 1:46 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home