Advertencia: Este Blog contiene material dirigido a un público adulto e incluye desnudez, lenguaje vulgar y alusiones de tipo sexual. Se recomienda orientación paterna.

martes, febrero 21, 2006

Hoy critico yo: Underworld Evolution

He de reconocer que Underworld fue una película con la cual disfruté mucho, debido a tres factores; primero, en su simpleza, una historia clara, sin pretensiones (el guión no es exactamente un derroche de originalidad); segundo, estética seudo-gótica con tintes futuristas, muy en la linea de Matrix (que esta a su vez es una copia descarada a los cómics de superhéroes), pero que Underworld superaba con una lograda atmósfera, ajena a los tratamientos de imagen tipo video clip (gracias al buen hacer de su director Len Wiseman); tercero, conseguir unos personajes interesantes, dentro de sus posibilidades, nada planos, ajenos al glamour que desprenden últimamente los vampiros, y acentuando aún más el bestialismo del hombre lobo.
Capítulo aparte su banda sonora, excelente, apabullante, muy recomendable.
Underworld Evolution, funciona como secuela, (de hecho, continua en el mismo instante donde termina la primera) y como precuela a su vez, gracias a la cantidad de flashbacks y secuencias en el pasado que pueblan todo el metraje (los diez primeros minutos explican los motivos de la guerra entre vampiros y hombres lobo, por ejemplo).
Esta segunda incursión en el mundo de Underworld, es muy inferior ante su predecesora, pero superior a muchas películas del género (vease Van Helsing o Blade Trinity); aún siendo la misma historia, se prescinde de casi todos los personajes de la primera, ya sea por muertes prematuras o por olvidarse de ellos (como es el caso de todos los guerreros de la noche, y de Erika, la otra vampira ), centrandose en sus dos protagonistas, Selene y Michael. Ahora el enemigo a batir son el vampiro y el hombre lobo originales, hermanos gemelos, en una frenética carrera por lograr salvar el mundo de la epidemia de los licántropos (esto nunca lo he visto antes en ninguna película).
Gracias a un mayor presupuesto, disfrutamos mejores y más efectos especiales, otras localizaciones más espectaculares, pero siguen sin lograr que los escasos hombres lobos que aparecen (y algún que otro zombie-lobo) no notemos el traje de látex.
Como película de palomitas cumple su cometido, con un desarrollo demasiado lineal y una historia muy escasa en comparación con la anterior. Eso sí, no te aburres en absoluto, el metraje pasa volando, continua esa lograda atmósfera de la primera película, sin caer en ningún momento en falsos artificios visuales (este director con un buen guionista puede lograr muy buenas películas, pero no todos pueden ser Guillermo del Toro).
Y lo mejor, Kate Beckinsale es la vampira más sensual de los últimos años (la queda mejor a ella el traje de látex que a Angelina Jolie en Tomb Raider). Como último pero, su banda sonora, inexistente. Una lástima.

1 Comments:

Blogger Pussy Galore said...

jiji, yo no la he visto, me pareció una peli para góticos... ya que me la recomiendas la alquilaré.

febrero 22, 2006 10:50 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home